Ambos futbolistas cayeron aparatosamente. Aunque Rosero salió inconsciente, el que pareció llevar la peor parte fue Correa, según Blu Radio.

El defensor albo se veía sangrando profusamente mientras era retirado en camilla, en medio de la preocupación de hinchas y jugadores.

De acuerdo con Futbolred, el médico del Cali, Gustavo Portela, informó que a ambos jugadores se les había practicado un TAC cerebral y de cara que, en el caso de Rosero salió sin problema y que en el de Correa era “aparentemente normal”.

Once Caldas corroboró la información, señalando que su jugador continuaría en observación por “trauma y herida en la cabeza”, aunque señaló que estaba consciente.

Algunas de las imágenes del momento, compartidas en redes sociales, muestran la violencia del choque: