En la primera jugada polémica, ni siquiera actuó cuando parecía haber mano clara en el área de Nicolás Otamendi. El árbitro pareció juzgar la jugada como accidental y ni siquiera consultó su intercomunicador:

Después fue Argentina la que anotó, pero el VAR esta vez sí sentenció que no valía por una falta anterior a la anotación de Lionel Messi:

El primer gol del partido lo anotó Paraguay con un penal que el VAR no objetó, pero que para medios argentinos como Olé fue por lo menos discutible: