Debido a la pandemia mundial por el coronavirus, la comunidad internacional ha presionado en los últimos días al COI, pidiéndole que suspenda de una vez por todas la realización de los Juegos Olímpicos de Tokio, cuyo inicio está programado para dentro de cuatro meses. El ente rector del olimpismo respondió a las críticas internacionales con un comunicado en el que indicó que manifestará su decisión al respecto dentro de cuatro semanas.

Sin embargo, Dick Pound anticipó que la decisión ya está tomada: los Olímpicos se aplazarán. “Se decidió la postergación. Los parámetros en el futuro no se han determinado, pero los Juegos no comenzarán el 24 de julio, eso lo sé. Pospondremos esto y comenzaremos a lidiar con todas las ramificaciones de mover esto, que son inmensas”, le dijo el integrante del COI al periódico estadounidense USA Today.

Los organizadores de los Olímpicos han recalcado recientemente que la cancelación de los Juegos está totalmente descartada. De esta manera, todo parece indicar que los justas de Tokio tendrán lugar el próximo año.

Pound también habló con la agencia de noticias AFP y reiteró la primicia que dio en su entrevista con USA Today. “Creo que el aplazamiento por un año es lo más factible porque te da más tiempo para organizarte”, señaló el directivo canadiense.

Este fin de semana, Canadá y Australia, dos de los países más exitosos en la historia de los Juegos Olímpicos, confirmaron que, si el COI no decidía suspender las competencias en Japón, no llevarían deportistas a estas.

Tokio 2020 es el único gran evento deportivo que aún no ha querido confirmar su aplazamiento por el coronavirus. De confirmarse su reprogramación para el otro año, seguirá la misma hoja de ruta que la Eurocopa y la Copa América, torneos de fútbol que se iban a disputar a mitad de este año, pero que ahora se realizarán en 2021.