Adolfo ‘Tren’ Valencia habló sobre ese percance de salud en el programa ‘La Red’, de Caracol Televisión. Recordando la noche en la que decidió irse a un centro médico para revisar qué estaba pasando en su cuerpo, el exdelantero contó:

“Eran las 12 de la noche y oriné unas 20 veces. Comencé a preocuparme. Yo estaba hospedado cerquita a la clínica San Juan de Dios. Fui ahí. Coma diabético. El azúcar se me subió a 600 (miligramos de azúcar por decilitro de sangre)”.

Esa cantidad de azúcar en la sangre es seis veces más alta que el promedio correcto para un aduto, que debe estar entre 70 y 100 miligramos de azúcar por decilitro de sangre.

Valencia reconoció que más allá de que su familia tiene problemas de azúcar, él nunca tuvo los cuidados necesarios para evitar una enfermedad así y que desde que era un futbolista profesional comía bastante dulce.

Mi hermano perdió un dedo y eso fue una señal, pero yo en eso me descuidé. Ese problema lo tenemos en la familia. Yo era muy hincha del pastelcito. En los ratos libres compraba mis pasteles y me fui acostumbrando a meterle dulce, dulce”, confesó el exgoleador.

Valencia la sacó barato y el coma diabético no le representó consecuencias importantes para su cuerpo. Ahora, el exjugador cambió radicalmente su alimentación y se radicará en Buenaventura para seguir su dieta rica en pescado y verduras. Este es el testimonio del ‘Tren’ a ‘La Red’: