Para lograrlo, la empresa invertirá más de 1.500 millones de euros (1.800 millones de dólares) en cuatro años. 

En 2023, presentará su primer modelo de producción híbrido y “a partir de finales del 2024 toda la gama será electrificada”, anunció la prestigiosa marca en un comunicado. El primer Lamborghini completamente eléctrico estará listo para el 2025, precisó. 

“Con el plan de electrificación, Lamborghini cambia rumbo, un paso necesario debido a que el contexto ha evolucionado radicalmente y queremos contribuir con proyectos concretos a la reducción del impacto sobre el medio ambiente”, comentó el presidente y director general, Stephan Winkelmann.

El “plan de transformación” de la marca será financiado con “la mayor inversión de la historia de Lamborghini” y “nos permitirá alcanzar un futuro más sostenible”, añadió. 

La primera fase (2021-2022) estará marcada por el desarrollo de motores de combustión interna “destinados a rendir homenaje a la historia de la marca”. 

El segundo paso, entre 2023 y 2024, será dedicado a la transición híbrida de Lamborghini y se estima que para finales del 2024 toda la gama de carros estará electrificada. (Vea también: La felicidad de estrenar Lamborghini duró poco; lo estrelló 20 minutos después).

El fabricante había presentado en 2019 el superdeportivo Sian, el primer Lamborghini con tecnología híbrida, con una producción de serie limitada. 

La tercera fase será dedicada a los primeros Lamborghini “totalmente eléctrico”, con el objetivo de “introducir un cuarto modelo en la gama en el futuro”, adelantó la marca. 

El fabricante de automóviles de lujo también se comprometió a reducir sus emisiones de CO2 en un 50 % desde principios del 2025 en su planta de producción en Sant’Agata Bolognese, en el norte de Italia, y garantizar “la sostenibilidad de las cadenas de suministro”.