Como explicó El Comercio de Perú, la técnica consiste en correr intensamente durante 10 minutos al día; esta actividad logra reducir los niveles de estrés en el cuerpo, incrementa la serotonina y acelera el trabajo metabólico.

Llegar a un nivel óptimo de resistencia dependerá de cada persona, pues no todas cuentan con la capacidad requerida, por lo que se recomienda empezar haciendo un minuto corriendo y el otro trotando, e ir aumentando semanalmente el tiempo de intensidad.

Cuando termine el proceso de adaptación, el organismo estará preparado para mantener los 10 minutos de la velocidad rápida y de forma constante. Lo ideal es que se haga el trote a conciencia para mantener un equilibrio.

El lapso de tiempo mencionado logra que baje el glucógeno, pero cuando se le suman algunos minutos el cuerpo empieza a eliminar grasa. Por lo tanto, si el tiempo aumenta, la pérdida de peso también lo hará, y será un buen inicio para llegar a su peso ideal si se complementa con otra actividad física.

Nota: los expertos consultados recomiendan calentar las articulaciones y músculos principales antes de exponer el organismo al cualquier actividad física.