La mujer acudió al hospital y allí le palparon el brazo izquierdo para encontrar el implante, un pequeño y delgado tubo que se inserta debajo de la piel y que se puede utilizar durante 3 años seguidos, informó Daily Mail.

A través de una tomografía computarizada, los médicos descubrieron que el implante se había movido y se había alojado en la parte inferior del pulmón izquierdo de la mujer, de quien no se reveló la identidad, indicó el medio británico.

En su informe sobre este caso, los doctores explicaron que lo más probable es que a la mujer le hayan implantado el dispositivo tan profundamente, que viajó por el sistema venoso y luego, por el sistema arterial pulmonar, señaló el mismo diario.

Ella fue sometida a una cirugía para retirarle el implante y, después de 4 días, regresó a casa. Sobre su sangrado anormal, los médicos manifestaron que posiblemente se debió a que el dispositivo dejó de funcionar y su menstruación regresó, concluyó el rotativo.