Como indicó el medio, la pérdida “repentina y grave” del gusto y olfato son síntomas de coronavirus; además, los síntomas suelen presentarse sin que la nariz se tape o se produzcan fluidos. El portador del coronavirus, en un inicio, podría respirar bien.

Pese a que las complicaciones suelen ser similares a las producidas por una gripe intensa o un resfriado, el informativo aclaró que, en cuanto al gusto, se atrofia de forma “total” y los pacientes no son capaces de diferenciar entre amargo y dulce.

BBC agregó que esto se debería a que el SARS-CoV-2 afecta las células del sistema nervioso que son directamente responsables del funcionamiento de estos sentidos.

“Las pruebas de olfato y gusto podrían usarse para discriminar entre pacientes con COVID-19 y personas con un resfriado común”, explicó Carl Philpott, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), al portal.

Por lo anterior, el experto aconsejó que, como medida rápida, la persona pruebe café, ajo, naranja, limones y azúcar, e intente diferenciar los sabores; si no puede hacerlo, deberá consultar a un especialista.

Sobre la pandemia que aqueja al mundo y que en Colombia ha cobrado más de 15.000 muertos, Rusia ya tiene lista una vacuna que elimina el COVID-19, pero el Gobierno de este país no mostró su interés en adquirirla.