Sahin, en una rueda de prensa citada por el diario 20 Minutos, pronosticó que el COVID-19 no desaparecerá al menos en la próxima década, a pesar de que ya se empezó con la vacunación contra este virus en diferentes partes del mundo.

“El virus estará con nosotros durante los próximos 10 años, habrá infecciones y pequeños brotes una y otra vez”, detalló el cofundador de la empresa alemana BioNtech.

Ugur Sahin, quien aseguró en días pasados que la vacuna contra la nueva cepa del coronavirus estaría lista en menos de 2 meses, explicó que las primeras jornadas de vacunación no tendrán un impacto en las cifras de nuevos contagios, pero que sí garantizarán que el próximo diciembre “pueda ser casi normal, de nueva normalidad, indica el rotativo español.

Sobre esa “nueva normalidad”, Sahin menciona que aunque habrá casos, no va a ser necesario poner en cuarentena a la ciudadanía y se podrán prevenir hospitalizaciones y muertes por coronavirus.

Otra vacuna contra el coronavirus para atacar nueva cepa

“Técnicamente, somos capaces de suministrar una nueva vacuna en seis semanas. La belleza de la tecnología del ARN mensajero es que podemos directamente empezar a concebir una vacuna que imita fielmente a la nueva mutación”, indicó Sahin sobre la nueva cepa del COVID-19 que tiene azotado al Reino Unido.

Sin embargo, recalcó que es muy factible que el actual tratamiento contra la enfermedad sea totalmente eficaz contra esta nueva variante. Asimismo, recordó que la Unión Europea aprobó esta semana el uso de su medicamento.

Científicamente, es muy probable que la respuesta inmunitaria provocada por la vacuna pueda servir para esta mutación del virus”, concluyó el experto, quien además señaló que dentro de dos semanas prevén publicar las conclusiones de algunos estudios realizados con esta variante.