De acuerdo con la cadena Fox, Cárdenas González se enfermó a inicios de noviembre, en los últimos momentos de su embarazo, y luego fue hospitalizada al confirmarse que tenía COVID-19.

Vanessa dio a luz a Heaven (Cielo), como llamó a su tercera hija, el 9 de noviembre y aunque fue dada de alta junto a la recién nacida, a pesar de todavía tener coronavirus, su esposo, Alfonso, decidió separarlas desde el inicio para proteger a la pequeña, explica el mismo medio.

“Eso no puede suceder. Lo siento pero sabes que la bebé necesita ser separada ahora mismo. Necesitamos tomar precauciones”, le dijo Alfonso a su esposa y agregó: “Estaba rota. Estaba destrozada. Le mostraba a Heaven por FaceTime y simplemente se rompía porque solo quería abrazar a la bebé”.

Alfonso González, según Fox, tenía la esperanza de que su esposa iba a mejorar y a superar el COVID-19, sin embargo y desafortunadamente ocurrió todo lo contrario.

Vanessa sufrió un infarto tan solo 2 días después de dar a luz a Heaven. Aunque batalló por más de un mes, la latina murió el pasado 14 de diciembre sin poder abrazar ni una sola vez a su primera hija, pues sus primeros 2 fueron varones, explica la cadena estadounidense.

“Ella peleó. Peleó una buena pelea. Le diré a Heaven que su madre fue mi otra mitad”, añadió Alfonso González a esa cadena.

Desiree Vera, amiga de la mujer, creó una página en la plataforma GoFundMe para recoger dinero y ayudar a la familia González con los gastos del funeral. 

La idea de Vera era recoger 10.000 dólares (casi 35 millones de pesos), pero a la fecha se han recaudado más de 42.000 dólares (148 millones de pesos), gracias a la donación de más de 900 donantes.