Según un reciente informe de Women’s Health, lo único que puede evitar la aparición de estos granos, que son básicamente pelos enquistados, es realizar una depilación láser, pues el vello que nace allí tiene forma curva, la zona es húmeda y presenta mucha fricción diariamente.

Por lo anterior, estos son algunos consejos que dio el medio para contrarrestar el molesto efecto:

  • Exfoliar: este proceso se debe hacer antes de pasar la cuchilla. Ayuda a que el pelo salga con mayor facilidad y elimina las células muertas. Se debe usar un exfoliante grado medio.
  • Agua caliente: colocar la piel en contacto con este líquido hace que los poros se abran, por lo tanto, el procedimiento será más sencillo.
  • Gel o jabón: de preferencia, el producto no debe tener fragancia y ser lo más neutral posible. Lo mejor será usar un líquido apto para la higiene íntima.
  • Tónico: luego de la depilación, aplicar agua fría para cerrar poros y un tónico que tenga poco alcohol.
  • Crema: para evitar irritaciones, lo ideal es hidratar la piel, pero la crema no deberá tener aceite, pues esto aumenta la humedad.