La droga, Bremelanotide, es una autoinyección que la mujer debe aplicarse antes de tener una relación sexual en uno de sus muslos o el abdomen. Está destinada a quienes son premenopáusicas o tienen un trastorno del deseo sexual hipoactivo (falta de interés en el sexo), informó The New York Times.

El medicamento, que se vende bajo la marca Vyleesi, estará disponible en ese país desde septiembre de 2019. Sin embargo, la compañía aún no ha determinado los precios, añadió el medio.

Además, el diario advirtió que el medicamento tiene inconvenientes porque involucra inyecciones con agujas, y en los ensayos clínicos el 40 % de las participantes experimentó náuseas después de tomarla. Un 18 % abandonó el ensayo.

Basado en datos de expertos, CNN destacó que la falta de apetito sexual es la disfunción sexual más común entre mujeres, y que se estima afecta entre el 8 % y el 10 % de la población femenina en Estados Unidos.

“El impacto de la disfunción sexual en la autoestima de una mujer, en su imagen corporal, en su autoconfianza y en su relación es profundo”, dijo a CNN la psicóloga clínica Sheryl Kingsberg.