Por lo mismo, el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, aseguró, de acuerdo con un comunicado de esa cartera, que están estudiando tratar los SEAN como productos de esa sustancia.

“El Ministerio está revisando la evidencia y las experiencias regulatorias, que están muy inclinadas a tratar a los SEAN como productos del tabaco –que de hecho lo tienen–, es decir, que no son inocuos. En este sentido, queremos avanzar con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud y otras instituciones que han analizado el tema”, señaló.

Eso, teniendo en cuenta que, en Colombia, 88 personas mueren cada día por consumo de tabaco, según el ministerio.

Fumar o ser un fumador pasivo (que no consume cigarro pero inhala el humo) puede causar enfermedades cardíacas, pulmonares y varios tipos de cáncer como pulmón, garganta y riñón, afirmó Uribe.

Además, dijo el ministerio, las mujeres fumadoras tienen menos probabilidad de quedar embarazadas y más riesgo de un aborto; sin contar que el bebé podría ser prematuro o nacer con labio leporino, paladar hendido o peso anormal.

La atención de las enfermedades derivadas del consumo y exposición al tabaco, dice el ministro, le cuestan 4,7 billones de pesos, anuales.

De acuerdo con la Encuesta de Calidad de Vida de 2018, del DANE, dice la cartera, las regiones con mayor consumo de tabaco son:

  • Antioquia (9,5 %)
  • Bogotá (9,3 %)
  • Valle del Cauca (7,6 %)
  • La Central (7,5 %)
  • La Oriental (7 %)

Donde menos se consume es en San Andrés (4,3 %), Orinoquia (5,3 %), el Caribe (5,3 %) y la Pacífica (6,1 %).