Según el estudio publicado en la revista Nature, en el sobrepeso se ha incrementado en promedio 2,1 kilos por metro cuadrado desde 1985, en las zonas rurales, tanto en hombres como mujeres.

Se analizó el peso y la estatura de más de 112 millones de personas en casi todos los países.

Los resultados evidenciaron que el incremento de masa corporal es una cantidad equivalente a 6 kilos por individuo.

No obstante, más del 55 % se debe al sobrepeso y obesidad. Mientras que, en algunos países que tienen ingresos bajos la cifra es de un 80 %.

Se había pensado que la epidemia mundial de obesidad y el crecimiento de las ciudades iban acompañadas, pero los datos muestran otra realidad.

“En los países de altos ingresos, en realidad es más fácil, en muchos aspectos comer de manera saludable en las ciudades, porque hay alimentos frescos disponibles y quizá más baratos, y también hay más instalaciones deportivas”, afirmó Majid Ezzati, uno de los autores principales.

Los responsables del estudio creen que es urgente facilitar el acceso a alimentos saludables para evitar que la desnutrición en países pobres sea sustituida por malnutrición.

“Los programas internacionales de ayuda se tienen que concentrar en luchar contra la malnutrición, no contra la desnutrición”, aseguró Antonio Cabrera, coautor del estudio.