Según un estudio de la Universidad de Harvard, que fue compartido por el Diario de Urología Europea, un hombre debería tener por lo menos 21 eyaculaciones al mes, y no solo por placer sino porque de esta manera evita problemas prostáticos.

La investigación encontró que los hombres de 20 a 29 años que cumplen a cabalidad con la norma reducen hasta en un 19 % las posibilidades de desarrollar cáncer, mientras que los de 40 a 49 años tienen hasta un 21 % menos de riesgo.

A pesar de que aún se desconoce qué es lo que provoca este efecto, los investigadores lograron ver que la cantidad de veces sí influía en los porcentajes. Además, comentaron que no es necesario que eyacule por medio de una penetración, la masturbación sirve.