El video, divulgado en Twitter, muestra que el cocodrilo (de unos 2 metros de longitud) flota en el agua mientras los menores a su alrededor se divierten nadando.

En cierto momento, la única niña del grupo agarra al reptil de la boca, lo que causa aún más escalofríos.

Hasta el momento, se desconocen más detalles de lo sucedio.

Cabe mencionar que no es la primera vez que se viraliza el video de un niño interactuando con un animal salvaje. En septiembre de 2018, por ejemplo, apareció una grabación en la que un menor de 3 años jugaba tranquilamente con una serpiente pitón.

Seis meses después se conoció el video de una niña de 4 años que le aplicaba talcos a un cocodrilo mientras una serpiente pitón la acompañaba.

También ha habido casos de adultos que tratan a feroces animales como mascotas: en 2017, a un hombre lo captaron alimentando tranquilamente a un cocodrilo, en Tierra de Arnhem (Australia).

En aquel entonces, el experto Tommy Nichols aseguró a NT News los cocodrilos “son extremadamente impredecibles” y que incluso si uno de estos reptiles se muestra amigable, el animal sigue siendo salvaje y puede morder en cualquier momento.

A continuación, el video de los niños que nadan con el cocodrilo: