Los esposos han estado juntos desde que estaban en el colegio, tienen seis hijos y eran dueños de una tienda en Evart, Michigan, un negocio que decidieron vender cuando cumplieron 60 años con el fin de retirarse, informó CBS News.

En 2003, Jerry, que estudió matemáticas, visitó el almacén que había sido suyo y compró un billete de lotería de un sorteo llamado Winfall. Tres minutos después de adquirirlo se dio cuenta de una característica en ese juego que podría hacerlo ganar mucho dinero, agregó CBS News.

De acuerdo con Gizmodo, la lógica que Jerry encontró fue que, cada vez que el premio mayor llegara a un máximo de 5 millones de dólares, el monto que se podía obtener se reducía, dado que Winfall no funcionaba igual que otros sorteos de azar.

En este juego, cuando el bote llegaba al límite de los 5 millones, pero no había ninguna persona que tuviera los seis dígitos ganadores, esos 5 millones se dividían entre los jugadores que obtenían 5, 4 y 3 de los dígitos ganadores, explicó Gizmodo.

Por tanto, cuando Jerry se enteró de la primera repartición entre varias personas a falta de un único ganador, decidió gastar 3.600 dólares en billetes de ese juego y obtuvo una ganancia de 6.300 dólares. Luego, invirtió 8.000 dólares y pudo duplicar el valor, señaló Gizmodo.

Así las cosas, la pareja decidió “reinvertir casi todo el dinero que entraba en la lotería”, llegando a apostar cientos de miles de dólares. Por el éxito que estaban teniendo, crearon una corporación denominada GS Investment Strategies, que llegó a tener hasta 25 miembros, indicó el medio mencionado.

Tiempo después, Winfall cerró por no vender lo suficiente, pero la pareja se enteró de un juego en Massachusetts, Cash Winfall, que funcionaba de la misma manera. La única diferencia es que este sorteo tenía un tope de 2 millones.

Entonces, los Selbee se dedicaron a viajar hasta ese estado y pasaban hasta 10 horas al día, durante 10 días consecutivos, clasificando los billetes que compraban. Esto lo hicieron por 6 años, afirmó Gizmodo.

Según la entrevista que CBS News le hizo a la pareja, esta llegó a poner hasta 4.2 millones de dólares al año en Cash Winfall.

En consecuencia, en 2012 se inició una investigación contra la pareja y contra un grupo de jóvenes del Instituto de Tecnología de Massachusetts por la cantidad de dinero que estaban generando en este juego. Sin embargo, la conclusión fue que todo se estaba haciendo de manera legal, ya que no había un máximo de billetes que se pudiera comprar por persona en ese momento, aclaró el portal mencionado.

Desde ese episodio, hubo una modificación en las normas que rigen los juegos de lotería en ese estado de EE.UU., estableciendo una cantidad máxima de tiquetes que podían ser adquiridos por persona, pero, para ese entonces, los Selbee ya habían ganado 26 millones de dólares en los 9 años que alcanzaron a jugar, apuntó Gizmodo.