De acuerdo con el portal ViralHog, la pequeña vive con su familia y sus mascotas exóticas en la provincia de Bantén, situada en el este de Indonesia.

En la segunda grabación, la niña está poniendo polvos de talco en la cabeza y cuello del cocodrilo, mientras la pitón está al lado de ella tranquila y recostada en el piso.  

Cabe mencionar que el reptil tiene el mismo tamaño de la menor, pero parece que está acostumbrado a la presencia de la niña. 

Según la descripción del video, el curioso hecho ocurrió el 7 de marzo de este año.

El clip se volvió viral y ya tiene más de 100 mil reproducciones en YouTube: