El ‘tiktoker’ se identifica en dicha red social como Alexa Reed, quien publicó el video en cuestión este lunes y escribió, a manera de broma, junto a las imágenes: “Todavía vivo, chicos”.

En las imágenes, que se comparten profusamente en diferentes redes sociales, se puede ver que el sujeto empuja con un dedo al animal transparente, que parece estar lleno de un líquido azul, y que tiene unos tentáculos largos.

“Miren, chicos, una medusa está aquí. Oh, Dios mío, es tan frío y tan viscoso, voy a recogerlo”, se le escucha decir a Reed, que luego con 2 dedos toma a la criatura y la acerca a su cara.

“Sí, es una medusa, miren lo grande que es. Y todavía se mueve, Dios mío, la voy a lamer”, agrega, antes de pasar la lengua por la carabela portuguesa mortal.

Una vez su inconsciente video empezó a tener miles de visualizaciones, varios seguidores le dijeron que no era una medusa y que con su acto había puesto en riesgo su vida.

@alexa_reed2##fyp ##foryoupage ##paratupagina still alive guys LOL 😂♬ original sound – Alexareed

“Eso es una carabela portuguesa. Son diez veces más peligrosas que una medusa”, escribió un usuario de TikTok.

De acuerdo con el diario The Irish Sun, este animal tiene un organismo colonial (agrupación de varios organismos marinos) y en algunos países es conocido como un “terror flotante” por sus células punzantes y su veneno, que puede causar enfermedades graves e incluso la muerte.

Otro seguidor de Alexa Reed aseguró en los comentarios del video viral que el veneno de la criatura, también conocida como agua mala, puede causar una reacción alérgica que termina en inflamación de la garganta, problemas cardíacos y dificultad para respirar, posiblemente hasta la muerte.

“Esta carabela portuguesa es responsable de hasta 10.000 picaduras al año solo en Australia y el veneno puede causar un dolor insoportable hasta por tres días, dejando una desagradable marca similar a la de un latigazo como recuerdo”, detalló otro internauta.