De acuerdo con el diario local The Paper, el suceso ocurrió el pasado viernes 15 de enero y no tuvo una fiesta, ni siquiera muy pequeña, debido a la pandemia del coronavirus.

El oficial, identificado como Wang Mu, y su prometida tenían planeada la boda para esta fecha desde meses atrás. Para ese día tenían una fiesta con invitados, pero decidieron cancelar la celebración por las medidas que hay en Xingtai para evitar la propagación de la COVID-19, explica el mismo medio.

Por ello, el policía determinó que no iba a pedir permiso en su trabajo para contraer matrimonio con su amada y aprovechó su hora de almuerzo para casarse.

El trámite duró un minuto, asegura The Paper, Mu se cambió el traje por su uniforme tras dar el sí y regresó a laborar de inmediato.

El video de esta situación quedó grabada en video, en el que se ve que la novia estaba contenta, a pesar de que tenía planeada una celebración para ese día tan importante.

Policía en China se casó en un minuto, a la hora su almuerzo, y regresó a trabajar