De acuerdo con el portal Everything Lubbock, la mujer se llama Shana Ragland y renunció al Walmart de la ciudad de Lubbock (Texas, Estados Unidos).

La mujer, cansada del trato que recibió durante meses y por ver la injusticia con otros compañeros, decidió renunciar no sin antes cantarles la tabla a sus superiores.

Finalmente dejé mi tóxico trabajo que me estaba haciendo absolutamente miserable durante un año y siete meses. Que te den, Walmart”, escribió Ragland en sus redes sociales junto al video en el que se ve que ella misma se grabó mientras les decía unas cuantas verdades a quienes la trataron mal.

En las imágenes virales se ve que la mujer tomó el megáfono de la tienda y llama así la atención de todos los visitantes.

Atención a todos los clientes de Walmart, compañeros y gerentes… Solo vengo aquí a decir que Henry es un racista y un apestoso idiota. Elias es otro imbécil. Esta empresa despide a los compañeros negros sin razón. Tratan a los trabajadores como a una mierda”, zanjó y prosiguió:

“Y Jimmy, de la sección deportiva, Joseph, el cajero, Larry, de jardinería: todos ustedes son unos pervertidos, y espero que no hablen a sus hijas como me hablan a mí. Que se jodan los gerentes, que se joda esta compañía, que se joda este puesto, y que se joda esa gran y perezosa zorra… ¡Renuncio, joder!”.

A pesar de despotricar contra la mayoría de sus compañeros, en su mayoría superiores, Shana Ragland tuvo palabras de agradecimiento para uno: “Ariel, te quiero por conseguirme este trabajo hace un año cuando más lo necesitaba”.

En Twitter, el video tiene más de 634.000 reproducciones, 49.000 compartidos y 1.100 comentarios.