Según la policía local, el hombre, de 33 años, es un vecino del pueblo, el cual señaló que el único lugar donde estaba a salvo era en el templo y por ello irrumpió en este con su camioneta Jeep de color negro, publica el diario La Vanguardia.

La puerta principal de la iglesia, que estaba cerrada, fue destruida en el del impacto y además las sillas y el altar también sufrieron daños, añade el mismo medio.

El sujeto, cuando fue encontrado, dijo que “estaba endemoniado” y que para encontrar paz decidió irrumpir en esa parroquia.

El conductor sufrió algunas heridas y por ello fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, señala La Vanguardia.

Por último, indica el rotativo español, al hombre se le practicaron pruebas de alcohol y drogas; y se le imputará el delito de de daños contra el patrimonio cultural.

Este video muestra cómo quedó la iglesia luego del incidente: