La historia fue contada por el comprador del Play, identificado como Jin Wu, en su Facebook el pasado 21 de noviembre.

El taiwanés detalló que compró la consola de segunda mano y que le llamó la atención que el precio estaba muy por debajo del resto de ofertas. Según él, el dueño estaba ansioso por venderlo.

Wu detalló que el vendedor, a simple vista, era un joven aficionado a los videojuegos. Cuando le preguntó por la procedencia del Play, este contestó que logró comprarlo en línea, segundos antes de que se agotaran.

El comprador pensó que el sujeto había comprado 2 por equivocación, pero este respondió que no y que era su esposa quien quería vender la Play, pues la había engañado y le había dicho que era un purificador de aire.

“Parece que las mujeres aún pueden notar la diferencia entre una consola PS5 y un purificador de aire”, comentó Wu en su Facebook.

Me quedé callado después de ver la mirada en sus ojos. Podía sentir su dolor”, finalizó el taiwanés sobre el momento en que el aficionado a los videojuegos le entregó la Playstation.