De acuerdo con el portal El Mundo, mientras el menor está recitando el abecedario tiene que decir una palabra que empiece por cada una de las letras. Además, se aumenta la velocidad y la presión de la rascada conforme avanza el alfabeto.

También funciona como un supuesto ritual de iniciación para entrar a formar parte de un grupo determinado. Normalmente, hay un joven líder que elige a las víctimas, agregó el medio español.

El reto se visualizó luego de que los profesores del colegio IES Astures de Lugones, ubicado en Asturias (España), notaran que más de 40 estudiantes tenían lesiones de consideración en sus manos.

“Empezamos a ver sospechosamente que algunos niños venían con heridas en las manos. Un caso podía ser fortuito, pero cuando vimos que se empezaba a extender fue cuando decidimos coger a unos niños para que nos dijeran a qué se debían esas marcas y fue cuando nos explicaron qué era ese juego”, afirmó el director del colegio Mario Prendes al medio local La voz de Asturias.

Según Prentes, algunos de los niños fueron engañados para participar en el peligroso juego.

“Es un problema serio. Hay un alumno líder que, para mantener su posición como tal, elige a las víctimas entre los más débiles para resistirse”, indicó Prentes al mismo medio.

Ante este panorama, las directivas del colegio decidieron expulsar a cualquier alumno que llegue con este tipo de heridas en las manos, y se abrirá una investigación para identificar a los responsables.

Por su parte, la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE) de España ya alertó a padres y profesores sobre este absurdo reto viral para que se detecte a tiempo.