En una grabación, de una cámara de seguridad, se ve a la patrulla estacionada a las afueras del complejo judicial, cuando se abre lentamente una de las puertas traseras de la camioneta.

El preso, identificado como Franco Antonio Alderete, sale del vehículo esposado y se da a la fuga.

Según fuentes judiciales de El Clarín, los policías que custodiaban a Alderete alegaron en su defensa que “se quedaron dormidos”.

El delincuente, que aún sigue prófugo de la justicia, fue acusado por robo agravado y tenencia ilegal de arma de uso civil, informó el medio argentino. 

Los uniformados fueron suspendidos de sus funciones por decisión de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, agregó el mismo medio.