Por fortuna, 2 pisos abajo había un balcón, por lo que el oficial se salvó de morir cuando perseguía al criminal, que era buscado por abusar sexualmente de una menor de 15 años, informó Polisia.kz.

En entrevista con ese portal, Bakírov —de 36 años— aseguró que desconocía que había un balcón abajo y que, al momento de saltar desde el piso 13, no se percató de que tal vez hubiera podido morir:

“Solo había un pensamiento en mi cabeza: detenerlo; no pensé en otra cosa”.

El policía señaló al mismo medio que el sujeto trató de huir por segunda vez cuando ambos cayeron en en el balcón; sin embargo, el policía se las arregló para retenerlo mientras sus compañeros llegaban a ayudarlo.

“Solo entonces me di cuenta de que tenía un pie roto: lo aplasté al caer”, agregó el oficial, al que tuvieron que hacerle 3 cirugías para que vuelva a caminar.

Bakírov, que tiene 6 hijos, también manifestó a Polisia.kz que proteger a los niños fue la motivación principal por la que saltó de un edificio sin pensar en las consecuencias.

Gracias a su heroísmo, el policía fue honrado con una medalla de valentía, concluyó el medio.