El individuo se acerca lo suficiente al animal y le propina un fuerte empujón.

A pesar de la agresión, el oso se mantiene firme por unos segundos y no ataca al hombre.  

Sin embargo, el mamífero se siente amenazado, gruñe y se le lanza al intruso, que corre por su vida. 

“¡Me atravesó la mano de un mordisco, el maldito!”, se le escuchara decir al sujeto en el video, informó RT en Español. 

Por ahora, se desconoce cuándo ni el lugar exacto de la grabación, pero algunos usuarios de Twitter se atrevieron a suponer que fue en la región rusa de Kamchatka. 

A continuación, el video del ataque del oso al hombre imprudente. Se recomienda discreción por el contenido violento de las imágenes: