La menor apretó el botón de “comprar ahora con un clic” y de esa forma pidió un sofá gris de 430 dólares, que equivalen a aproximadamente 1’500.000 pesos, informó NBC News.

La madre de esta pequeña no se dio cuenta de lo ocurrido sino hasta varios días después cuando recibió una notificación en la que le decían su sofá ya estaba en camino, indicó el medio.

“¿Compré un sofá mientras dormía?”, se preguntó la mujer, confundida y sorprendida por ese mensaje. Luego de pensar por algunos minutos, Isabella recordó la vez que le entregó el celular a Rayna y así aclaró todo, señaló la cadena de noticias.

En un primer momento ella quiso devolver el mueble, pero se dio cuenta de que el trámite le costaría varios dólares de más, por lo que decidió ponerlo en venta. Al final, después de considerarlo, Amazon le reembolsó todo el dinero, concluyó NBC News.

Cabe mencionar que si bien esta historia se registró hace unos meses, hasta hace poco se viralizó gracias a la divulgación en medios ingleses, como Unilad y Daily Mirror.