En Facebook, Brandi contó que si bien su expareja le puso los cachos, durante el divorcio esto no incidió de ninguna forma en la repartición de bienes, así que al final ella tuvo que pagar. Aunque ella eliminó la publicación esa red social, Daily Mail alcanzó a sacarle un pantallazo.

En el texto se lee que la mujer se dirigió al banco para retirar los 7.500 dólares en monedas de 10 centavos, ya que estas, según ella, eran las menos pesadas.

En la entidad bancaria, ella le contó su historia a varias trabajadoras, que estuvieron “más que felices” de ayudarla en su venganza, escribió Brandi y añadió que su ex no podrá cambiar el dinero hasta que todas las monedas estén debidamente apiladas por ‘montoncitos’.

“Entonces, esposo, mientras estás sentado en casa organizando tus monedas de diez centavos, tal vez puedas tomarte un tiempo y pensar en lo difícil que ha sido mi vida desde que me abandonaste con dos bebés pequeños y dos granjas para cuidar”, agregó.

Brandi también manifestó en esa publicación que ha sido muy difícil para ella y sus dos pequeños hijos el hecho de que él decidiera acabar con su familia al serle infiel con la esposa de un amigo de él.

Haciendo clic en este enlace podrás ver fotos del pago en monedas, que en total pesaban unos 158 kilos.