En el clip, que fue grabado por los mismos asistentes, se observa cómo una ola de 3 metros arrastra a los nadadores y se lleva todo a su paso. 

Varias personas tienen que salir rápido de la piscina para no ser alcanzados por la fuerza del agua y no quedar en medio del tumulto. 

Al final de las imágenes, se ve a una joven herida en la rodilla, mientras es atendida por algunos asistentes al sitio. 

Ante estos hechos, un portavoz del parque indicó a Daily Mail que el incidente se produjo porque la máquina que crea las olas artificiales presentó una falla técnica que ocasionó el ola desproporcionada.  

“La piscina de olas estuvo cerrada por un día por reparaciones. Ya se ha solucionado el problema y estará abierta en los próximos días”, agregó el portavoz.