“Nunca olvidaré ese momento cuando desperté y vi al león allí”, manifestó el hombre, que había viajado hasta África con su esposa, indicó Daily Mail.

“Pensé que los dos íbamos a morir. El ataque se quedará conmigo por el resto de mi vida”, agregó Brigitte Fourgeaud, la esposa del hombre, citada por el diario británico.

De acuerdo con el medio, el hecho se registró exactamente en el Parque Nacional Ruaha, en agosto de 2015; sin embargo, el caso de esta pareja hasta ahora se hizo público.

Metro señaló que desde esa fecha el francés se ha sometido a 10 cirugías en su brazo izquierdo y que aún le faltan más procedimientos quirúrgicos.

El medio agregó que desde el ataque, Patrick y Brigitte también han estado en un proceso legal con el operador del safari, identificado como Africa Travel Resource, pues ellos consideran que no hubo suficientes barreras físicas entre los animales salvajes y el campamento en el que se estaban quedando.

Los esposos también alegan que nadie vigiló el campamento en la noche y que “su guía no les dio consejos adecuados sobre los riesgos particulares de acampar en ese lugar”, recogió el mismo rotativo.

Hasta ahora, Africa Travel Resource no se ha pronunciado frente a lo sucedido.