El joven, de 20 años y quien se encontraba estudiando en Aberdeen (Escocia), empacó su tienda de ‘camping’, así como varias provisiones de mantequilla de maní, sardinas y pan para emprender esa aventura, informó LadBIBLE.

El pasado 10 de mayo, Kleon dejó atrás el Reino Unido y gracias a un ‘ferry’ llegó a Holanda, desde donde empezó pedalear: pasó por Alemania y Austria antes de llegar a Italia, donde subió a otro ‘ferry’ que lo dejó en Patras (Grecia), indicó el portal.

Una vez pisó esa ciudad, el joven siguió pedaleando hasta Atenas, a donde llegó 48 días después de haber iniciado su aventura, señaló Daily Mirror y añadió que el griego recorrió 3.218 kilómetros con todo su equipaje en la espalda, que pesaba 30 kilos.

“Me gustan las aventuras, así que cuando no pude volar a casa, decidí ir en bicicleta. Tuve muchos pinchazos y debí aguantar nieve, granizo y calor intenso en el camino”, manifestó Kleon al diario británico.

El joven agregó que si bien llegó “un poco adolorido”, el viaje en bicicleta “valió la pena”.

Ahora, el griego espera que se reactiven los vuelos para viajar de vuelta a Aberdeen, donde comenzó a estudiar Ingeniería Electrónica desde septiembre de 2018, concluyó el medio.