De acuerdo con el diario The Sun, el gato era uno de los dos que tenían como mascota en la casa de Alexandra.

Cuando Snezhana, de 22 años y madre de la bebé, fue a revisar a su hija vio que el gato esta acostado sobre la cara de ella y lo espantó. El felino saltó, pero Alexandra ya no respiraba y a pesar de que la madre llamó a un médico vecino y a una ambulancia, ya no había nada que hacer, le nena había muerto por asfixia, relata el mismo medio.

“Había un olor a leche, un lugar cálido y el gato entró al cochecito para calentarse. Cuando llegamos, la bebé todavía estaba caliente… estuvimos tratando de resucitarla durante 30 a 40 minutos”, dijo la paramédico Halyna Zakharchuk, citada por el rotativo inglés.

Alexandra era la única hija de Snezhana y su esposo Alexander, finaliza The Sun, el cual difunde las fotos de los 2 gatos, que fueron mostrados por la televisión ucraniana TSN News, aunque sin identificar cual fue el del incidente.