En un instante, González se percata de que se aproxima un vehículo y se devuelve para no ser arrollado.  

El carro se estrella violentamente contra la pared de un restaurante y deja una nube de polvo por varios segundos. 

Al dispersarse el polvo, se ven a varias personas cerca del vehículo y tratan de ayudar al conductor y a sus 2 tripulantes.   

De acuerdo con el medio chileno El Observador, los 2 pasajeros salieron del carro y huyeron del lugar. Por su parte, el conductor fue auxiliado por un equipo médico.  

El mismo medio confirmó que el hombre, que no sufrió heridas de gravedad, conducía bajo el efecto del alcohol y sin portar la licencia de conducir. 

Por su parte, los familiares de Pedro aseguraron al portal que él quedó muy asustado luego del accidente. “No quiere salir de la casa, pero vamos a ver cuánto le dura eso”, afirmó la hermana, Angélica González.