La cámara habría quedado encendida por accidente, según un testimonio de Yang recogido por Daily Mail. Al llegar a la casa, el hombre miró las grabaciones y descubrió una en la que un amigo suyo aparecía desvistiendo y acariciando a su esposa.

Aunque Yang sospechaba que ella le ponía los cachos con ese amigo (identificado como Liu), el hombre solo pudo confirmar la infidelidad al ver ese video, indicó el diario británico citando medios locales.

A pesar de esa prueba, la mujer negó tener un amorío con Liu y se defendió argumentando que lo ocurrido fue un “accidente”. De acuerdo con el medio inglés, ella manifestó que ese día Liu estaba borracho y por eso se les veía teniendo un “comportamiento íntimo”.

Ella añadió que su esposo solo intentaba difamarla al divulgar esas imágenes, las cuales, si bien se registraron en 2016, hasta ahora se conocieron públicamente.

A continuación, el video de la infidelidad: