El hecho se viralizó a raíz de una foto publicada en una página de Facebook. “Encontré a esta extraña criatura hoy cerca de Aberdeen, ¿alguna idea de lo que podría ser?”, escribió el usuario que envió la imagen.

Varias personas sugirieron que se trataba del monstruo del lago Ness, la criatura que, según se cree, habita las profundidades de ese cuerpo de agua en Escocia. Otras, por su parte, manifestaron que tal vez era el esqueleto de una ballena o de un delfín.

Al final, según The Scotsman, el científico Nick Davidson confirmó que los restos eran de una ballena Minke.

Cabe recordar que el mito del monstruo del lago Ness comenzó en forma en los años 1930 a raíz de supuestos avistamientos de habitantes y visitantes del lugar, indica BBC.

Como dato curioso, durante décadas se tuvo cierta certeza de que ‘Nessie’ sí existía debido a una fotografía del presunto monstruo tomada por el coronel Robert Wilson en 1934, un reconocido cirujano británico con toda la credibilidad, reporta la cadena de noticias.

Getty Images.

Tuvieron que pasar 60 años para que la ciencia comprobara que la fotografía era falsa y que se trataba de un juguete de plástico flotando en el agua, explica el mismo medio. Al parecer, según BBC, el médico engañó a todos como retaliación contra un periódico que ridiculizó a una persona por decir que había visto huellas del monstruo en la orilla del lago.