Veterinarios del Hospital de Vida Silvestre Tiggywinkles atendieron al ave y se dieron cuenta de que solo se trataba de una gaviota cubierta de curry, así que le dieron un baño.

A través de una publicación en Facebook, el personal explicó que el animal tenía esa sustancia “sobre todas sus plumas” y por eso no podía “volar adecuadamente”.

El hospital también señaló que se desconoce por qué la gaviota terminó con tanto curry encima. Aun así, sugirió que probablemente el animal acabó de esa manera por él mismo y no porque hubiera habido maltrato.

De acuerdo con la veterinaria, en poco tiempo el ave será liberada para que siga su camino.

A continuación, algunas fotos del animal: