El pasado 6 de diciembre, los esposos ingresaron a un ancianato, se acostaron en 2 camas diferentes (uno al lado del otro) y al día siguiente fallecieron, con solo 20 minutos de diferencia, informó MLive.

Sandy Maes, hija de la pareja, aseguró al portal que sus padres “hicieron todo juntos” y que ni siquiera la muerte los detuvo. “Creo que ambos sabían que se estaban yendo de este mundo y ahora estarán eternamente juntos. Creo que fue hermoso”, añadió la mujer al mismo medio.

Ella también aseguró a MLive que su padre fue quien murió primero y que, cuando la ambos ya habían partido, “sus cabezas cayeron en dirección hacia el otro”.

Sobre la vida de la pareja, Sandy le contó al portal que su papá fue sargento de la Policía Estatal de Míchigan, mientras que su mamá fue gerente de una lavandería en Jackson.

La mujer le confesó al medio que si bien para ella y toda su familia fue difícil perder a Les y a Freda el mismo día, fue lo mejor para ellos. “Creo que hubiera sido una tortura para cualquiera de ellos estar aquí solos“, concluyó Sandy.