La perra siempre practica en sus entrenamientos y hace sus lanzamientos al vacío junto a Carlos Piñeros, técnico y también paracaidista de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), por lo que conformaron un equipo de trabajo conjunto lleno de confianza.

Noticias Caracol contó la historia de estos dos paracaidistas que arriesgan su vida por salvar las de los demás.

“Yo aterrizo, el golpe de Zuqui lo recibo en mis piernas porque si un perrito llega a caer de la altura de más de un metro se podría fracturar sus patas, entonces yo asumo todos los riesgos”, dijo Piñeros al medio.

Zuqui hace parte de la Fuerza Aérea porque una de sus principales misiones es la del rescate y ubicación de personas en casos de emergencia.

“Llega a haber un terremoto y la pista no puede funcionar, el medio más rápido sería por paracaídas y como el perro está preparado, puede hacerlo en cualquier momento”, explicó Carlos Piñeros a Noticias Caracol.

“Los perros son mi vida… ellos potencian el poder humano mediante sus habilidades”, concluyó el compañero de Zuqui.