Por ese motivo, Ocampos se aisló sola en una casa luego de que su pequeño, afortunadamente, dio negativo a la prueba del coronavirus. Sin embargo, la tristeza invadió a la policía por no poder tener en sus  brazos a su hijo.

Hoy fue uno de los días más difícil de mí vida, ver al amor de mí vida a través de un vidrio, no poder abrazarlo, ni besarlo. Me partió en dos esa situación de mierda”, escribió Ocampos junto al video que publicó en su Facebook, donde se la ve consolando a su hijo, que está siendo cuidado por una tía y la abuela, según publica el diario La Voz.

En las imágenes, que se viralizan en dicha red social, se ve a la mujer hablando con el menor. Finalizando, el niño pone cara de triste y le empiezan a salir algunas lágrimas. En ese momento es que lo consuela.

“No llores, mi amor, no llores más. Ya pronto va a ir la mamá a casa. Te amo, cuídate mucho y pórtate bien”, se le escucha decir a la desconsolada madre.

TE AMO MI PEQUEÑITO, MAMÁ PRONTO VOLVERÁ A CASA A LLENARTE DE BESOS….. Gracias a todos mis amigos que nos están ayudando y están presente y pendientes de mí salud, yo voy a salir de ésto, POR QUE DIOS ES GRANDE Y MARAVILLOSO!!! Perdón si no puedo etiquetar a todos…”, finalizó el escrito de Ocampos en Facebook.