En una entrevista citada por Metro, el sujeto aseguró que se puso nervioso al ver que dos personas caminaban en dirección contraria a él. Por eso, según su relato, giró “de repente” a la izquierda, hacia donde ya no había más vía.

El hombre, identificado solo por su apellido —Zhang—, añadió que “por fortuna, el carro flotó por un tiempo” y eso le facilitó la salida.

De acuerdo con el diario británico, Zhang también señaló que en el accidente se dislocó una mano y eso le impidió abrir su puerta, por lo que debió abrir la que está al lado del copiloto.

El rotativo inglés señaló que habitantes de la zona ayudaron a que Zhang saliera del agua; además, le dieron ropa seca. En cuanto al vehículo, el medio no reportó qué pasó con él.

Estas son las imágenes del accidente: