En el video se escucha a uno de ellos decirle al otro: “Pégale entre los ojos”, mientras preparaba su arma y apuntaba al cuadrúpedo. 

Los cazadores le dispararon en tres oportunidades al elefante, el cual cayó de cabeza al piso. Sin embargo, se levantó con dificultad y huye del lugar.

Después de los disparos, los cazadores se vieron obligados a huir, debido a que la manada empezó a perseguirlos.

Al final del video, los hombres, con la respiración agitada, se ríen de lo que acababa de pesar. 

El artículo continúa abajo

Corné Kruger, un reconocido cazador calificado, comentó en una entrevista dada a News24, que el tiroteo realizado por la pareja fue legal y sostenible, rescató el portal inglés Ladbible.

“Hay una pequeña cuota de elefantes en el área y solo cazamos dos elefantes al año”, agregó Kruger en la entrevista.

A pesar de que la caza no es bien vista en África, es legal siempre y cuando se sigan pautas estrictas, de lo contrario se considera caza furtiva, lo cual es ilegal, explicó el portal británico.