Con 346.786 casos diagnosticados y 2.634 nuevas muertes, la segunda nación más poblada del mundo vive un momento crítico con el aumento de las hospitalizaciones y la escasez de suministros médicos.

“Necesitamos ayuda urgente. Tenemos menos de dos horas de suministro de oxígeno en el Moolchand Hospital. Estamos desesperados. Tenemos más de 135 pacientes con COVID-19 y muchos en soporte vital”, publicó el centro médico este sábado.

Los ciudadanos, igualmente, señalan que les has tocado cremar en plena calle a sus familiares fallecidos por la enfermedad respiratoria debido a que los hornos crematorios también están colapsados.

Piden hasta 100 dólares, denuncia Madam Kumar, un hombre al que una funeraria, además del dinero, le pidió que él mismo llevara la madera y el combustible para cremar a su papá, detalla el mismo medio.

En un video, publicado por la cadena de noticias CNN, se puede apreciar cómo a la comunidad le ha toca improvisar diferentes crematorios para incinerar a las personas muertas por coronavirus, que deja más de 190.000 decesos en el país asiático.

Narendra Modi, primer ministro de India, ha defendido los esfuerzos que ha hecho el gobierno para controlar la pandemia, y aseguró que esta semana se enviarán a los diferentes hospitales nuevos insumos médicos.

Dron capta masivas cremaciones en India por muertes diarias relancionadas al COVID-19