En el video que el mismo Dzhaborov compartió en la web y que se viralizó se lo ve dentro de un vagón del sistema de transporte masivo de la capital rusa con un tapabocas, cuando de repente se bota al piso y finge el ataque.

Cuando algunas personas se le acercaron a ayudaron, empezó a “convulsionar”, lo que causó el pánico entre todos los usuarios del metro, que empezaron a correr para alejarse. Mientras pasaba eso, alguien, al parecer un cómplice del ‘youtuber’, gritó que se trataba de un infectado de coronavirus, explica el medio Actualidad RT.

Luego de que las autoridades conocieran el video de Dzhaborov, nacido en Tayikistán, lo arrestaron el pasado sábado 8 de febrero bajo sospecha de vandalismo, indica el mismo portal y añade que otras 2 personas que le ayudaron al bromista también fueron detenidas en Moscú.

El abogado de Karomatullo Dzhaborov dijo en defensa de su apoderado que no hay delito porque hicieron la broma para “llamar la atención de las autoridades hacia el problema” del coronavirus, que ya acabó con la vida de más de 1.000 personas.