De acuerdo con el diario The Sun, organizaciones de derechos humanos denunciaron que el régimen iraní sigue violando los derechos de Khishvand, quien está encarcelada desde julio del año pasado por “blasfemia” y otros delitos.

Nos parece inaceptable que esta joven mujer haya contraído el coronavirus en estas circunstancias mientras su orden de detención se ha extendido durante todo este tiempo en la cárcel”, dijo el abogado de derechos humanos Payam Derafshan, citado por el mismo diario.

Para Derafshan es un despropósito la no liberación de la joven, reconocida mundialmente por hacerse unas 50 cirugías en la cara para parecerse a la actriz de Hollywood Angelina Jolie, pues Irán aprobó la liberación de unos 70.000 presos para evitar más la propagación del COVID-19.

Sin embargo, señala The Sun, el juez Mohammad Moghisehde la Sección 28 de la Corte Revolucionaria rechazó repetidamente las solicitudes de liberar a Khishvand bajo fianza.

“Fuimos a la oficina de Moghiseh muchas veces y le pedimos que cancelara la orden de detención y otorgara la libertad bajo fianza. Todas las demás personas acusadas en este caso han sido liberadas y nuestra cliente es el único que ha permanecido detenida… Pero el juez dijo que no”, detalló el abogado.

El pasado 14 de abril, Mehdi Mohammadi, director de la prisión Shahr-e Rey donde está la joven, dijo que no tenía COVID-19, pero el abogado Payam Derafshan agregó que no tiene sentido negar eso y que deben admitir que Fatemeh Khishvand está hospitalizada por el coronavirus.

Muchas mujeres en la prisión de Shahr-e Rey se han contactado con mis colega y conmigo acerca de la terrible situación dentro de la prisión y el miedo que existe entre los internos por el coronavirus”, finalizó Derafshan.

La joven iraní fue capturada en 2019 por las autoridades luego de que la acusaron de blasfemia, de incumplir el código de vestimenta, incitar a la violencia, inducir a los jóvenes a sobornar y obtener ingresos por medios inadecuados.