Un tribunal de la ciudad de Teherán, que se ocupa de “delitos culturales y casos de corrupción moral y social”, efectuó el arresto este sábado por la noche y entre los delitos que la acusan también sobresalen inducir a los jóvenes a sobornar y obtener ingresos por medios inadecuados, señala la agencia de noticias Tasnim News.

Tabar, de 22 años de edad, llegó a la fama en 2017 cuando sus fotos, estrambóticas y con algún parecido a la estrella de Hollywood Angelina Jolie se viralizaron en todo el mundo. Aunque, en ese entonces, se dijo que, supuestamente, la iraní se había practicado 50 cirugías plásticas, recuerda, por su parte el diario BBC.

Sin embargo, ella misma salió al paso y dijo que, primero, la mayoría de sus fotos eran editadas, además que usaba mucho maquillaje al momento de tomarse las fotos y que no pretendía parecerse a Jolie, ni a nadie.

Las autoridades de Irán ironizaron, en Twitter, con el arresto de Sahar Tabar, en donde señalaron que debió dedicarse entregado a actividades menos incendiarias, como malversación de fondos y asesinato, finaliza el rotativo británico.