La anciana llamó a sus hijos después de agredir a su esposo y les dijo que había escuchado un ruido hacia las 3 de la mañana del pasado 7 de septiembre. Supuestamente, ella no le puso cuidado y después encontró a su marido tendido en el piso del garaje, indicó el diario Información.

La víctima fue trasladada en ambulancia hacia el hospital, donde los médicos la atendieron por “dos graves lesiones” en la cabeza. Entre tanto, uno de los hijos de la pareja acudió a una comisaría y manifestó que sospechaba de la versión de su madre, agregó el medio.

El hombre le contó a la policía que horas antes de lo ocurrido sus papás se habían peleado y que, de hecho, “desde hacía más de seis años tenían conflictos de pareja”, recogió el mismo periódico.

Ante esa denuncia, las autoridades se dirigieron a la casa de la anciana, y allí encontraron restos de sangre en las paredes (que ella había intentado limpiar) y un plato roto en la basura con “restos biológicos” del esposo, señaló el diario La Provincia.

Al final, la anciana fue detenida y enviada a prisión, concluyó ese periódico.