En las imágenes, difundidas por RT en Español, se aprecia cómo las descargas eléctricas impactan contra el carro y generan unos destellos de fuego.

“Me cegaron [los rayos] por una fracción de segundo, agarré el volante como puede. Todo sucedió muy rápido”, afirmó la conductora, identificada como Anna Nakaznykh, a medios locales, información que rescata el Daily Mail. 

De acuerdo con el medio inglés, Nakaznykh no sufrió heridas de consideración, al igual que sus tripulantes. 

Sin embargo, los rayos rompieron uno de los vidrios del carro y provocó algunos daños mecánicos. Se necesitó que el auto fuera trasladado a un centro de servicio.

Por último, Nakaznykh se quejó porque nadie vino a ofrecerle ayuda después del incidente. 

“La gente estaba asustada y eso fue todo. Nadie se detuvo y todos continuaron su camino”, afirmó la conductora, declaración que cita el medio británico.