El acuerdo, cuyos términos no fueron revelados, llega en momentos en que Uber busca expandirse más allá de los viajes compartidos y convertirse en un operador diversificado de logística y transporte.

“Ya sea que se trate de un viaje, de pedir comida a tu restaurante favorito, o muy pronto, recibir comestibles en tu casa, queremos que Uber sea el sistema operativo para tu vida cotidiana”, dijo el director ejecutivo de la compañía, Dara Khosrowshahi.

“Estamos entusiasmados de asociarnos con el equipo de Cornershop para ampliar su visión, y esperamos trabajar con ellos para llevar la entrega de comestibles a millones de consumidores en la plataforma Uber”.

El gigante de los viajes compartidos con sede en San Francisco ya tiene un servicio de entrega de restaurantes llamado Uber Eats y está también en el negocio de las bicicletas eléctricas y monopatines. También tiene un proyecto a largo plazo que incluiría taxis voladores.

Oskar Hjertonsson, fundador y CEO de Cornershop, dijo que la asociación ayudará al grupo a expandirse más allá de América Latina.

“Uber es el socio perfecto mientras nos embarcamos en nuestra búsqueda para llevar nuestro sabor único de alimentos a pedido de increíbles socios minoristas a muchos más países de todo el mundo”, dijo.

Las compañías dijeron que Cornershop continuará operando bajo su liderazgo actual, y se espera que la inversión se cierre a principios de 2020.

A principios de este año, las autoridades mexicanas impidieron que el gigante minorista estadounidense Walmart adquiriera Cornershop.

AFP