Un portavoz de la compañía le explicó a ese medio que esta política tenía el objetivo de darles a los usuarios con mayor popularidad una experiencia agradable (sin publicidad) para que siguieran usando la aplicación y la recomendaran.

“Históricamente, los usuarios con un alto número de seguidores han visto menos anuncios”, mencionó Twitter en un comunicado dirigido a The Verge.

Esta medida fue cambiada recientemente y la multinacional informó que ya está implementando un nuevo enfoque en el que los anuncios les aparecerán a todos los usuarios sin distinción alguna, según FayerWayer.

Las declaraciones de la compañía se dieron después de las bajas ganancias que recibió la plataforma en el tercer trimestre del año por problemas con sus anuncios publicitarios y malas prácticas de gestión, informó el portal.

A pesar de que el escándalo ya se solucionó, algunos influenciadores no están de acuerdo con las decisiones de la plataforma y expresaron que en los últimos días recibieron una cantidad de anuncios exagerada que antes no tenían, afirmó el medio.